Seguros por Incapacidad

btn-por-Incapacidad
 
 
disisml

Si estuvieses incapacitado y no pudieses trabajar a consecuencia de un accidente o enfermedad, ¿qué harían tú y tu familia para obtener ingresos?

Los Seguros de Ingresos por Incapacidad, que complementa los Seguros de salud o Seguros Médicos, pueden reemplazar la pérdida de ingresos. El 43% de todas las personas de 40 años de edad tendrán eventos de incapacidad de largo plazo (que durarán 90 días o más) antes de los 65 años de edad.

Existen tres formas básicas para reemplazar los ingresos:

Seguro de incapacidad pagado por el empleador

Esto es necesario en la mayoría de los Estados. La mayoría de los empleadores ofrecen determinadas licencias de corto plazo por enfermedad. Muchos de los empleadores más grandes ofrecen cobertura por incapacidad a largo plazo, normalmente con beneficios de hasta el 60 % del salario con una duración de hasta cinco años hasta los 65 años de edad y que en algunos casos se extienden de por vida.

Beneficios por Incapacidad del Seguro Social

Este puede ser pagado a los trabajadores cuya discapacidad se espera que dure por lo menos 12 meses y que es tan grave que no pueden realizar ningún trabajo remunerado.

Pólizas de Seguro de Ingreso Individual por  Incapacidad

Otras sustituciones limitadas de ingresos están disponible para los trabajadores en algunas circunstancias mediante la compensación laboral (si la lesión o enfermedad está relacionada con el trabajo), seguro para vehículo (si resulta de un accidente automovilístico) y el Departamento de Asuntos de Veteranos.

Para la mayoría de los trabajadores, incluso aquellos con alguna cobertura pagada por el empleador, una póliza de ingresos por incapacidad individual es la mejor forma de garantizar unos ingresos adecuados en caso de incapacidad. Cuando compres una póliza de Seguros privada de ingresos por incapacidad, puedes esperar reemplazar de 50% a 70% de tus ingresos. Las aseguradoras no reemplazarán todos tus ingresos porque quieren que tengas un incentivo para regresar al trabajo. Sin embargo, cuando tú pagas las primas, los beneficios por incapacidad no pagan impuestos. (Los beneficios de las pólizas de Seguros pagadas por el empleador están sujetos al impuesto de renta).

Hay dos tipos de pólizas por incapacidad: Incapacidad de Corto Plazo (STD, por sus siglas en inglés) e Incapacidad de Largo Plazo (LTD, por sus siglas en inglés):

Las Pólizas de Incapacidad a Corto Plazo (STD) tienen un período de espera de 0 a 14 días con un período de beneficio máximo de no más de dos años.

Las Pólizas de Incapacidad a Largo Plazo (LTD) tienen un período de espera de varias semanas hasta varios meses con un período de máximo beneficio que va desde unos años hasta el resto de tu vida.

Las pólizas de Seguros por Incapacidad tienen dos características de protección diferentes que son importantes de entender.

No-cancelable significa que la póliza no puede ser cancelada por la Compañía de Seguros, excepto por las primas no pagadas. Esto te da derecho a renovar la póliza cada año sin un aumento de la prima o una reducción de beneficios.

La renovación garantizada te da el derecho a renovar la póliza con los mismos beneficios y evitar que la póliza sea cancelada por la Compañía. Sin embargo, el asegurador tiene derecho a aumentar tus primas siempre y cuando lo haga a todos los demás asegurados en el mismo tipo de categoría.

 

Con permiso de © Insurance Information Institute, Inc. -TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.