Seguro de Vida

arrowquote-03
Seguro de Vida

 
 
Muchos expertos financieros consideran que el seguro de vida es la piedra angular para una planificación financiera adecuada. Puede ser una herramienta importante en las siguientes situaciones:

1.  Para sustituir los ingresos de las personas dependientes

Si hay personas que dependen de tus ingresos, el seguro de vida puede reemplazar ese ingreso para ellos, si llegas a morir. El caso más comúnmente reconocido es de los padres con hijos menores de edad. Sin embargo, se puede aplicar también a las parejas en las que el sobreviviente se vería afectado financieramente debido a la pérdida de los ingresos por la muerte de la pareja, y en el caso de adultos dependientes, como padres, hermanos o hijos adultos que siguen dependiendo de ti financieramente. El seguro para remplazar tus ingresos puede ser especialmente útil si se reducen los beneficios patrocinados por el Gobierno o el empleador para tu cónyuge o pareja sobreviviente después de tu muerte.

2.  Para pagar los costos fúnebres

El seguro de vida puede pagar tu funeral y gastos de sepelio, sucesiones y otros costos de administración de inmuebles, deudas y gastos médicos no cubiertos por el seguro médico.

3. Para crear una herencia para tus herederos

Incluso si no tienes otros activos que dejarles a tus herederos, puedes crear una herencia comprando una póliza de seguro de vida, y nombrándolos beneficiarios.

4.  Para pagar los impuestos federales y estatales después la “muerte”

El 1 de Enero de 2011, vuelve el impuesto estatal al patrimonio. Según una nueva ley promulgada en diciembre de 2010, los patrimonios valorados en $5 millones o menos están exentos del impuesto. Los patrimonios que valgan más de $5 millones deben pagar una tasa del 35 por ciento. Aunque no hubo ningún impuesto al patrimonio en 2010, algunos herederos enfrentaron impuestos más elevados de lo esperado sobre las ganancias de capital por venta de bienes heredados. Esto se debió a la exigencia de que la base de tales activos fuese transferida del difunto al heredero.

Con el retorno del impuesto al patrimonio en 2011, la mayor base de propiedad heredada también regresó. Esto significa que la base de un activo es su valor de mercado al día de la muerte del propietario original.

5.  Para hacer importantes contribuciones caritativas

Al hacer el beneficiario de tu seguro de vida a una obra de caridad puedes hacer una contribución mucho más grande que si donases en efectivo el equivalente de las primas de la póliza.

6.  Para crear una fuente de ahorro

Algunos tipos de seguros de vida crean un valor en efectivo, si no se paga como un beneficio tras la muerte, puede ser prestado o retirado a petición del propietario. Ya que la mayoría de la gente considera como una prioridad el pago de sus primas del seguro de vida, el hecho de comprar una póliza de valor en efectivo puede crear una especie de plan de ahorro “forzado”. Además, el interés generado se difiere de los impuestos (y está exento de impuestos si el dinero se paga como reclamación por muerte).


Hay dos tipos principales de seguro de vida—a término y de por vida. El seguro de por vida a veces se denomina seguro de vida permanente y abarca varias subcategorías, incluyendo de por vida tradicional, vida universal, vida variable y vida universal variable. En 2003, se compraron cerca de 6,4 millones de pólizas de seguros de vida individual que eran a término y cerca de 7,1 millones de pólizas de por vida.

Los productos de seguro de vida para grupos son diferentes a los seguros de vida vendidos a individuos.

La siguiente información se centra en los seguros de vida vendidos a individuos.

A Término

El seguro de vida a término es la forma más simple de seguros de vida. Se paga sólo si la muerte ocurre durante la vigencia o el término de la póliza, que suele ser de uno a 30 años. La mayoría de las políticas a término no tiene disposiciones de otros beneficios.

Hay dos tipos básicos de pólizas de seguro de vida a término—término a nivel y término decreciente.

• Término a nivel significa que el beneficio por muerte sigue siendo el mismo durante toda la duración de la póliza.

• El término decreciente significa que el beneficio por muerte disminuye, generalmente en incrementos de un año, durante el transcurso de la vigencia de la póliza.

En 2003, prácticamente todas (el 97%), las pólizas de seguro de vida adquiridas eran de término a nivel.

De por vida/Permanente

Los seguros de pagos de por vida o permanentes pagan el beneficio por muerte cuando mueres—¡incluso si vives hasta los 100 años! Hay tres tipos principales seguros de vida de por vida o permanentes—tradicional de por vida, vida universal, y vida universal variable, y existen variaciones dentro de cada tipo.

En el caso del tradicional de por vida, el beneficio por muerte y la prima están diseñados para permanecer iguales (al mismo nivel) a lo largo de la vida de la póliza. El costo por cada $1,000 de beneficio aumenta a medida que la edad de la persona asegurada envejece, y obviamente se hace muy alta cuando el asegurado vive hasta los 80 o más. La compañía de seguros podría cobrar una prima que aumenta cada año, pero eso haría muy difícil que la mayoría de las personas paguen un seguro de vida en edades avanzadas. Por ello la empresa mantiene el nivel de la prima, cobrando una prima que, en los primeros años, es mayor de lo que se necesita para pagar las reclamaciones, invirtiendo ese dinero y luego usándolo para complementar el nivel de la póliza para ayudar a pagar el costo del seguro de vida de las personas mayores.

Por ley, cuando estos “sobrepagos” llegan a una cierta cantidad, deberán estar disponibles para los asegurados como un valor en efectivo si él o ella deciden no continuar con el plan original. El valor en efectivo es una alternativa, no un beneficio adicional de la póliza.

En las décadas de 1970 y 1980, las compañías de seguros de vida introdujeron dos variantes al producto tradicional de por vida—el seguro de vida universal y seguro de vida universal variable.

 

Con permiso de © del Insurance Information Institute, Inc. -TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.